jueves, 7 de julio de 2016

Far Breton 

Hola de nuevo! hoy publico una receta francesa, Far Breton, se trata de un tipo de pudding-flan cuyo origen está en la región francesa de Bretaña. Es fácil y rápido de hacer y bastante rico, por lo que si no disponéis de mucho tiempo es una opción de hacer un postre rico en poco tiempo.
Esta receta la he conocido gracias a una nueva vecina francesa, Anaïs, que ha venido a trabajar a una empresa cerca de casa y que tuvo la amabilidad de contarme como lo hacia.

Y vamos con ella! he utilizado un  molde de unos 22 cm de diámetro y he rebajado la cantidad que os indico en un cuarto. Si utilizais todos los ingredientes os saldrá mas alta que la que os muestro en las fotos, eso ya como queráis hacer....



Ingredientes:

250 gr. harina
150 gr. azúcar
1 chorrito de vainilla o un sobre de azúcar vainillada
4 huevos
1 litro de leche
ciruelas pasas sin hueso
Ron



Preparación:

Primero ponemos las pasas a remojo con el ron (podemos hacer la víspera). En un bol mezclamos la harina, el azúcar y los huevos uno a uno. Cuando ya está todo mezclado añadimos el chorrito de vainilla o el azúcar vainillado y seguidamente vamos añadiendo poco a poco la leche. Cuando ya tenemos una pasta uniforme añadimos las ciruelas junto con el jugo de ron (al gusto).

Vertemos en un molde que previamente hemos engrasado con mantequilla y harina, y lo llevamos al horno 200º C durante 30-35 minutos (en función de vuestro horno). Y Bon appétit!!












 

domingo, 15 de mayo de 2016

Cannolis

Hace algo mas de un mes tuve la gran fortuna de visitar Sicilia y quedar sorprendida de su gran repostería. Como buena golosa, di buena cuenta de ella y la verdad que para lo chiquita que es la isla cuenta con mucha variedad y debo decir gran devoción entre los sicilianos. Paso que dabamos pastelería que encontrábamos y las 3 "pasteleras" que hicimos el viaje obviamente dejábamos nuestras naricillas pegadas a los escaparates, había cosas curiosas como el cordero de mazapán, un dulce de almendra de un corderito o el brioche con helado para desayunar.

Compre un libro de repostería en Taormina y de entre todas las recetas que trae, he probado a hacer la de los Cannolis. Originalmente son tubitos de pasta rellena, pero al no tener moldes en forma de tubitos y si en forma de corneto, he decidido hacerlos así, al estilo propio.

El relleno lo he adaptado a mi gusto, ya que en la receta original solo lleva ricota (requesón) y azúcar glass. A mi el requesón me resulta demasiado fuerte y por eso le he añadido nata montada. Si conseguís ricota italiana podéis hacerlo como el original que es delicioso.

Bueno, no me enrollo más y os dejo la receta para unas 12-14 unidades:

Ingredientes:


250 gr. harina
25 gr. mantequilla
25 gr. azúcar
100 ml. vino blanco
una pizca de sal

aceite de girasol para freír

100 gr. azúcar glass
200 gr. requesón
200 gr. nata montada



Preparación:






Comenzamos haciendo los cornetos, para eso mezclamos todos los ingredientes (harina, mantequilla, azúcar, vino y sal, hasta que conseguimos una bola de masa suave. La estiramos con el rodillo lo mas fina que podamos y recortamos con un cortapastas grande círculos. Volvemos a estirar para dejarla fina y enrollamos alrededor de nuestros moldes y poder freírlos en abundante aceite unos 5 minutos o hasta que se ponen morenitos. Los sacamos sobre una hoja de papel de cocina para que nos absorba el exceso de grasa y dejamos enfriar para poder sacar la masa de los moldes. Os dejo unas fotos para que os quede más claro:






               

Preparamos el relleno mezclando la nata, el requesón y el azúcar hasta obtener una pasta (tal vez necesitéis dejarla un rato en la nevera  para que coja cuerpo, yo no lo hice y la textura de la crema no era lo firme para que quede bonita). Rellenar una manga pastelera con una boquilla (rizada en mi caso) y rellenar los cannolis, podéis adornarlos con trocitos de chocolate, almendra o naranja confitada y espolvorear por encima azúcar glass.




A disfrutar!!
Pilar














 

jueves, 13 de agosto de 2015

Bizcocho de melocotón

¿Qué tal va el verano? después de muchos meses sin publicar, que no sin hornear.....os dejo una receta de un bizcocho de melocotón para que aprovechéis los excedentes de esta fruta tan rica.
La verdad que la fruta sola esta buenísima pero cuando ya esta a punto de echarse a perder lo mejor que podemos hacer es un buen bizcochito. Estos melocotones son de mi amigo Javier de Milagro, y no hace falta que os diga que son una delicia como todo lo que da su huerta!!

Bueno, no me enrollo más y os dejo la receta:

Ingredientes:

3 huevos
125 gr. leche
200 gr. azúcar
150 gr. harina
75 gr. maicena
200 gr. azúcar
12 gr. levadura Royal
Melocotón pelado y en trocitos (gajos no muy pesados)
Mermelada para dar brillo

Un molde de 22 cm - 24 cm.



Preparación:

Precalentar el horno a 180 grados.

Con la batidora de varillas batimos durante 6 minutos los huevos con el azúcar hasta conseguir blanquearlos y que queden cremosos. Bajar la velocidad al mínimo e ir añadiendo poco a poco el aceite, en 3 veces. Seguidamente, añadir la leche también poco a poco, en 3 veces.

Añadir la harina que previamente hemos tamizado junto a la maizena y el royal. Esta incorporación tiene que ser a velocidad baja y en pocas vuelta de la batidora para evitar que la mezcla se nos baje. Si la harina no se termina de incorporar bien, le ayudamos con una espátula o lengua de gato para conseguir una textura uniforme. Realizando siempre movimientos de arriba a abajo.

Echamos en el molde que estará previamente engrasado con mantequilla y enharinado. Damos unos golpes contra la encimera para eliminar las burbujas y colocamos trocitos de melocotón por encima. Si conseguimos una textura consistente nos aguantará el melocotón en la superficie aunque siempre habrá trocitos que se nos vayan para abajo. Si la textura es más liquida el melocotón se irá al fondo pero no pasa nada porque también estará muy rico aunque no tan vistoso como cuando se queda arriba.

Horneamos unos 35-40 minutos con aire y calor abajo. Así es como lo hago yo aunque ya sabéis que el tiempo y temperatura lo tenéis que adaptar a vuestro tipo de horno.

Sacar del horno y dejar enfriar unos 20 minutos antes de desmoldar. Una vez desmoldado en una rejilla y con ayuda de un pincel pintamos con mermelada la superficie, así quedará con un aspecto más apetecible.




Que aproveche!

Pilar






 

domingo, 8 de marzo de 2015

Bizcocho húmedo de chocolate blanco y frambuesas

De todo lo que nos ofrece la repostería definitivamente me quedo con los bizcochos y este me gusta mucho por su suavidad. Además combina chocolate y frambuesa, dos de mis ingredientes favoritos.Gracias a los petit suisses conseguimos una suavidad y humedad que hace que se funda en la boca y se mantenga perfecto unos días, si es que conseguís no comerlo antes claro.



Ingredientes:

500 gramos de petit suisses naturales
150 gramos de frambuesas (se pueden usar congeladas)
125 gramos de chocolate blanco (en gotas)
100 gramos de azúcar
16 gramos de azúcar vainillada
2 huevos
50 gramos de maizena
40 gramos de harina
zumo de medio limón



Preparación:

Precalentamos el horno a 180ºC.
Batimos las yemas con el azúcar y azúcar vainillada. Una vez que conseguimos una mezcla blanqueada, añadimos los petit suisses y el zumo de medio limón y mezclamos con movimientos envolventes.
Tamizamos conjuntamente la harina y la maizena y la añadimos a la mezcla anterior hasta conseguir integrarlo y que no quede ningún grumo.
En otro bol montamos las claras y las incorporamos suavemente con movimientos envolventes. Añadimos las gotas de chocolate blanco (si no tenemos gotas podemos cortar chocolate de tableta en trocitos pequeños) y las frambuesas.
Vertemos en un molde engrasado con mantequilla y enharinado. Yo he utilizado un molde cuadrado de 20 cm x 20 cm.
Horneamos a 180ºC durante 45 minutos - 1 hora aproximadamente.

Espero que os guste tanto como a mi. Ya veis que es facilísima!

Pilar













 

martes, 25 de noviembre de 2014

Pastis Landais

De nuevo por aquí, después de mucho tiempo sin publicar, desperezamos de nuevo con una receta francesa, Pastis Landais, un bizcocho típico del sur de Francia con una base de masa levada y aromatizado al azahar.

Hoy en día se toma habitualmente y es muy fácil encontrarlo en los mercadillos en la calle y supermercados franceses (principalmente del Sur) pero antiguamente estaba reservado para grandes celebraciones familiares.



Ingredientes:

Masa levada:

65 gr. de leche tibia
10 gr. levadura fresca
50 gr. de harina

Bizcocho:

2 huevos
1/2 vaina de vainilla
65 gr. leche
20 gr. ron
15 gr. agua azahar
1 cucharada de esencia de vainilla
350 gr. harina
60 gr. mantequilla sin sal
125 gr. azúcar
un pellizco de sal (si la mantequilla es salada no es necesario añadir sal)



Realización:

Primero tenemos que realizar la masa levada, para ello colocamos en un bol la leche tibia y disolvemos la levadura fresca hasta que no tengamos grumos. Añadimos la harina y volvemos a mezclar hasta conseguir una pasta lisa, homogénea. Es una pasta húmeda que tenemos que tapar con un trapo y dejar reposar hasta que comience a burbujear y romper la superficie, en ese momento ya está preparada para ser usada. El tiempo dependerá de la temperatura ambiente pero será al menos de una hora.
 
En un cazo calentamos la leche con la media vaina de vainilla (primero le sacamos la pulpa de vainilla). Retiramos del fuego y añadimos la cucharada de esencia de vainilla, el ron, el agua de azahar y el azúcar. Lo batimos todo con unas varillas manuales. En otro bol, batimos los huevos y les añadimos la mezcla de la leche anterior mientras removemos con las varillas. Cuando ya esta todo incorporado comenzamos a incorporar la mitad de la  harina tamizada junto con la sal.
Ponemos la mezcla en la batidora eléctrica con el gancho amasador y añadimos la masa levada a velocidad lenta. Cuando ya esta incorporada, añadimos el resto de harina. Cuando ya tenemos todo incorporado subimos la velocidad a velocidad alta y batimos durante unos 15 minutos aproximadamente.
Cuando han pasado los 15 minutos añadimos la mantequilla fundida (fría), hasta que consigamos una pasta homogénea. Cubrimos con un paño y dejamos en un lugar cálido de la cocina y lo dejamos reposar unas 3 horas hasta que leve.
La sacamos sobre una superficie enharinada la boleamos y colocamos en un molde tipo flan. La dejamos reposar otra hora más. Pintamos con huevo batido y con ayuda de una cuchilla hacemos una cruz en la superficie para que greñe bien. Decoramos con azúcar perlado.
Metemos al horno precalentado a 180 grados durante unos 45 minutos aproximadamente.

Dejamos enfriar y a degustarla!!

Pilar


domingo, 13 de abril de 2014

Alfajores argentinos

Por fin os traigo la receta de alfajores argentinos, que a este paso nos metemos en julio y no van a apetecer. Creo que en estos días de Semana Santa puede ser una buena receta para hornear.


Ingredientes:



200 gramos de mantequilla
300 gramos de maicena
200 gramos de harina
1/2 cucharadita de bicarbonato
2 cucharaditas de Levadura en polvo
150 gramos de azúcar
3 yemas
1 cucharada de coñac
1 cucharada de esencia de vainilla
ralladura de un limón
Dulce de leche
Coco rallado

Preparación:



Batimos en un bol la mantequilla (pomada) con el azúcar. Una vez bien batido, añadimos las yemas de huevo de una en una. Añadimos el coñac, la esencia de vainilla y la ralladura de limón. Reservamos.

En otro bol, tamizamos la harina, el bicarbonato y la levadura. Añadimos poco a poco al bol anterior hasta obtener una masa lisa. La estiramos entre dos papeles de hornear hasta el grosor deseado, a mi me gustan gorditos y los hago de unos 7 mm.

Con un cortador redondo, hacemos círculos y los disponemos en una fuente de horno con papel de hornear, separados entre si para que no se peguen al hornear. Horneamos a 180 grados, entre 10-15 minutos.

Hacemos sándwiches con dos galletas y en el centro dulce de leche (lo pongo con una manga pastelera y boquilla de estrella).
Podemos dejarlos así o pasarlos por coco rallado.

A disfrutar!!!


Pilar

jueves, 30 de enero de 2014

Panecillos con poolish de yogur

Hace ya tiempo que hice estos panecillos y me gustaron tanto que pensé en compartir la receta, pertenece al libro Pan del maestro panadero Xavier Barriga. La receta es sencilla y la puede hacer cualquiera aunque nunca se hay hecho pan. Como siempre que hacemos pan la paciencia es el ingrediente fundamental!!



Ingredientes (30 panecillos):

500 gr. harina panificable (media fuerza)
10 gr. sal
225 ml. de agua
5 gr. levadura fresca
200 gr. poolish de yogur

para hacer el poolish:
100 gr. de harina de fuerza
100 gr. de yogur natural
5 gr. de levadura fresca
entre 50 y 70 ml. de agua



Preparacion:

El dia anterior a preparar los panecillos hacemos el poolish de yogur. Para ello disolvemos la levadura fresca en el agua, añadimos el yogur y removemos hasta incorporarlo. Añadimos la harina hasta conseguir que la mezcla este bien integrada y no quede ningún grumo. Lo ponemos en un bol tapado con film y lo dejamos reposar en la nevera hasta el día siguiente.
 
Al dia siguiente, sacamos el poolish de la nevera. Amasamos todos los ingredientes e incorporamos el poolish (yo lo hice durante unos 5 minutos en velocidad 1 en la Kitchen Aid, y otros 5 minutos en velocidad 2). Dejamos reposar la masa tapada durante unos 15 minutos. Cortamos piezas (importante que sean homogeneas) de unos 30 gr. o el tamaño que nos interese, y boleamos. Colocamos los panecillos en una fuente de horno separados porque van a crecer (podemos hacerlo sobre papel de horno o espolvorear la bandeja con harina). Tapamos con un trapo y los dejamos fermentar una hora y media aproximadamente.
 
Precalentamos el horno a 250 ºC y en la parte baja del horno colocamos una bandeja con un poco de agua para crear humedad durante el horneado. Antes de meterlos al horno, les hacemos un corte con unas tijeras que inclinamos ligeramente y los pulverizamos con agua antes de meter al horno. Yo he hecho 4 tipos de panecillos, naturales, con semillas de amapolas, con sesamo y con hierbas de provenza.
Los horneamos durantes unos 15 minutos, el tiempo depende del horno, pero cuando adquieran un color doradito ya están hechos. Durante la cocción el corte que hemos hecho se abrirá y creará ese piquito tan chulo.
 
Espero que los prepareis, recien hechos y aún calientes están riquisimos!!
Pilar